Saltear al contenido principal
Factores Que Generar Mala Reputación Online En Un Hotel

Factores que generar mala reputación online en un hotel

En la actualidad, bien es sabido que la reputación online de un hotel puede marcar de una forma definitiva el porvenir del establecimiento. Es por ello, que hay que dedicarle en todo momento la importancia que se merece, que es mucha, si queremos ser cada vez mejores.

Factores que generan mala Reputación Online en un hotel - SocialTur

 

Esta continua exposición a la opinión de forma pública de los clientes tiene a muchos hoteles en permanente alerta, pero no se debe tomar como algo negativo sino como un ejercicio de total transparencia que si se gestiona de forma adecuada puede tener un impacto superior incluso a una gran campaña de marketing. Nos da la oportunidad de conocer nuestros defectos y nos obliga a solventarlos en el menor tiempo posible para que no vaya a más.

Para mantener intacta la reputación online de un hotel existen varios factores a los que se les debe prestar especial atención ya que son los que más pueden molestar e incitar a poner una crítica negativa al cliente.

7 factores para evitar una mala reputación online en un hotel

1. Limpieza

Este factor parece muy obvio, pero sigue siendo uno de los principales motivos de poner una opinión negativa. Cuando un viajero sale de su casa y va a un hotel, la exigencia en cuanto a limpieza es máxima, cualquier descuido por pequeño que sea puede generar una gran sensación de malestar para el resto de la estancia. Por ello, limpiar a conciencia y revisar al detalle el estado en el que se presenta la habitación es imprescindible.

2. Habitaciones mal insonorizadas o ruidos a deshora

Otra de las causas más recurrentes que pueden dañar la reputación online de un hotel. A todos nos ha ocurrido que hemos ido a un hotel y nos hemos encontrado con situaciones desagradables de ruido excesivo que no nos han dejado descansar como queríamos. Evidentemente, dentro de un hotel hay clientes que van a estar tranquilos, otros van de juerga, otros con niños… y eso no lo podemos controlar totalmente, solo en parte. Por ello, una buena insonorización en un establecimiento que alberga mucha gente diferente al mismo tiempo es esencial. Luego existen otros agentes como los eventos, bodas, restaurante o discotecas de hotel abiertos hasta altas horas o servicio de limpieza que empiece a trabajar demasiado temprano, pero eso ya es algo que podemos controlar y organizar según nos convenga.

Un cliente que no ha podido descansar por culpa del ruido va a estar irascible y lo más probable es que a partir de ahí, todo le moleste y le parezca mal y acabemos teniendo que gestionar una mala opinión.

3. Mala atención por parte del personal

Trabajar de cara al público significa que hay que ser amable y poner buena cara hasta a tu peor enemigo. Con esto no significa que haya que tragar con lo que sea, significa que hay que ser servicial, atento y ayudar en todo lo que se pueda, incluso en los momentos de mayor estrés y trabajo, mantener ese espíritu de dar la impresión de que se está haciendo lo máximo por satisfacer al cliente tiene su recompensa, hacer lo contrario tiene muchas papeletas de acabar en un daño para la reputación online del hotel. Un buen trato puede generar incluso que algún fallo en el resto de servicios se pase por alto y no tengas mayores consecuencias.

4. Tener que pagar cosas que no se esperan

Si existen servicios básicos que el cliente tiene que pagar, hay que avisarle antes en todos los sitios: en las descripciones de los portales web, por teléfono, por email, en la página web y en cualquier sitio donde estemos presentes. No hay nada más molesto que te hagan un cargo que no te esperas, ya sea el IVA, el parking, las chanclas para el spa o incluso una fianza para el mando de la televisión. Aunque parezca que son cosas que se suman y van a hacer la estancia menos atractiva en precio, ofrecer precios finales y avisar de todos los servicios que tienen cargo, realmente merece la pena y evite malas experiencias.

5. Calefacción y aire acondicionado

Cada persona tiene su termómetro interno, pero cientos de veces hemos visto críticas de que hacía mucho calor, que tuvieron que taparse con tres mantas del frío que hacía… Evitar en la medida de lo posible esto siendo previsor y llevando un buen mantenimiento de las instalaciones ayudará a mantener intacta la reputación online del hotel.

6. Artículos de la habitación

Mantener sábanas y toallas limpias y nuevas no debe de ser una opción. Aunque suponga un gasto importante el algunas ocasiones, a la mínima mancha que no se quite, pequeña rotura o cualquier otro detalle, es preferible cambiarlo a esperar una crítica. El colchón y la televisión también es importante cambiarlos cada cierto tiempo, cuando su uso recomendado lo requiera.

7. Problemas de aparcamiento y acceso

Para el cliente que va en coche es muy importante saber donde va a dejar su coche, por donde y como se accede y cuanto le va a costar así que aparte de especificarlo bien en las descripciones, es más que conveniente tener espacios de aparcamiento o convenios con parkings cercanos que nos ayuden a solventar este factor.

Puede que en ocasiones sea complicado cumplir al 100% las expectativas del cliente, pero trabajando con unas pautas, utilizando las críticas o demandas de los clientes para seguir mejorando, siendo transparente y trabajando en equipo con naturalidad y ganas de complacer a los clientes, la reputación online del hotel debería ser una herramienta de marketing muy potente que ayude a comercializar el hotel de la mejor posible, a través de prescriptores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba