Saltear al contenido principal
Turismo Rural: Como Vivir Una Auténtica Experiencia Rural

Turismo rural: Como vivir una auténtica experiencia rural

El turismo rural está de moda. La centralización del trabajo en los núcleos urbanos, especialmente en las grandes ciudades, nos hace valorar cada vez más el poder pasar unos días lejos de las grandes aglomeraciones y liberarnos del estrés y la rutina diaria pero ¿qué es lo que valoramos cuando queremos reservar una alojamiento rural?

En mis 5 años trabajando muy de cerca con gran cantidad de hoteles de esta tipología he podido comprobar cuales son los aspectos que más se tienen en cuenta

, tanto hablando con muchos propietarios como leyendo gran cantidad de opiniones que posteriormente dejan los clientes.

Recomendaciones para vivir una auténtica experiencia rural - LugaresyHoteles

Primeramente es recomendable a la hora de reservar buscar opiniones de clientes en los alojamiento de la zona donde queramos ir. Tripadvisor es el portal de opinión por excelencia en turismo en estos momentos, para hoteles y restaurantes especialmente, por lo que es un buen punto de partida. Tiene la ventaja de que aunque los hoteles no se hayan hecho un perfil propio, un cliente puede poner una opinión y abrir un perfil al establecimiento por lo que es raro que, quitando casos excepcionales, los hoteles rurales, posadas, albergues… no estén ahí.

Existen también portales especializados en turismo rural como EscapadaRural o TopRural y más generalistas, pero que tienen muchos hoteles rurales, como booking o weekendesk, pero en turismo rural no es como en hoteles de playa o de ciudad, donde están prácticamente la totalidad en el portal booking.com, aquí están mucho más dispersos. Una vez localizados los establecimientos que mas os gustan, es muy útil visitar su propia página web antes de reservar para ampliar información, ver más fotografías o reservar directamente a través de su propia web.

Recomendaciones para vivir una auténtica experiencia rural

Que sea un alojamiento típico de la zona

Cada zona rural está marcada por un tipo de edificaciones.  Que mejor que alojarse en un lugar que siga la estética de la zona para comenzar la inmersión rural con buen pie. En muchos casos nos encontramos con edificios antiguos rehabilitados (molinos, fábricas, casas de labranza…) que además de ser construcciones típicas nos llevan a conocer la historia y las tradiciones del lugar. Cada vez se nos hace más monótono el urbanismo de las ciudades por lo que una estética rural nos aparta un poco de la rutina paisajística a la que estamos acostumbrados.

Pequeño alojamiento rural con encanto

Una de la principales características que diferencia al turismo rural del urbano es el tamaño de los establecimientos. Nadie se imagina un establecimiento rural de 100 habitaciones,  buscamos esa intimidad que nos da el estar prácticamente en familia aunque sea con gente desconocida en pequeños hoteles, o bien  entre amigos y familia si alquilamos una casa rural entera.

Otra gran diferencia respecto al turismo de ciudad es el tiempo que pasan los clientes en el establecimiento. Cuando se va a un hotel urbano se utiliza como un mero alojamiento donde dormir y poco más, ya que el resto del tiempo lo dedicamos a “patearnos” la ciudad en busca de monumentos, museos… En turismo rural el concepto cambia, queremos reservarnos un tiempo para disfrutar de esos paisajes naturales que tenemos enfrente, calentarnos a la orilla de la chimenea, charlar amigablemente con otros huéspedes o con los dueños. El trato de las personas del lugar marca sin ninguna duda las diferencias en nuestra experiencia rural, queremos un trato cercano. Ese valor añadido que les da el tener pocas habitaciones y poder dedicarle un buen rato a cada cliente, nos hace empatizar y sentirnos de una manera muy diferente a cuando somos un cliente más que pasa por un gran hotel.

Buenas infraestructura y atractivos turísticos

El establecimiento es importante, pero tanto o más importante es la zona donde queremos ir. Tener opciones turísticas incrementa mucho el valor de nuestra experiencia rural. Diversidad de rutas de senderismo, pueblos con encanto, playas, visitas a bodegas, almazaras, fábricas de productos típicos de la zona y todo aquello que nos dé posibilidades de ocio y de estar en contacto con el medio rural, nos encanta. Está bien estar en un pueblo, pero si no hay una mínima infraestructura e información turística pierde muchos puntos.

También el hecho de estar en un lugar recóndito aumenta el encanto, pero que sea accesible. Si para llegar te pierdes por falta de señalización o hay que pasar un mal rato por caminos o pistas forestales que pueden ser incluso peligrosos si no los conoces, no suele ser del agrado de los clientes.

Gastronomía típica de la zona

En turismo rural esto es básico y se valora enormemente. Si el alojamiento rural con encanto que te gusta tiene un restaurante que cocina platos regionales, mejor que mejor. Sino, que al menos en los alrededores haya buenos sitios donde comer cocina tradicional de la zona. Cuando leáis opiniones fijaos que si el hotel tiene una buena cocina, será sin duda uno de los aspectos destacados en las valoraciones y si además tiene su propia huerta, hacen sus propios productos o bebidas, mucho mejor. De hecho, la gastronomía es hoy en día uno de los principales factores de decisión de muchos viajeros de turismo rural a la hora de escoger su destino.

Contacto con la naturaleza, las gentes y el entorno

¿Qué tal eso de pasearte por el pueblo y que todo el mundo te salude o que te expliquen detalladamente todo lo que quieras saber sobre la zona?  No hay que conformarse solo con ir a un destino rural, sino hacer una inmersión total en la zona y disfrutar de la aventura: hablar con las gentes, conocer las tradiciones, las fiestas y todo lo que nos parezca interesante.

El objetivo de la mayoría de personas que hacen turismo rural es la desconexión y el relax. Si en esos días de vacaciones te has relajado, has disfrutado de la naturaleza, has comido bien e incluso te has olvidado de tu teléfono móvil, excepto para hacerte tus fotos correspondientes, seguro que valorarás muy positivamente tu experiencia en el medio rural.

Y ahora os toca a vosotros opinar 🙂 ¿qué es lo que más valoráis cuando hacéis una escapada rural?

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba